jueves, 18 de enero de 2018

"Tus labios me dirán", 
(Hector Marcó y Carlos Di Sarli) 
es un tango de esos que se bailan 
y a veces uno no vuelve a ser el mísmo. 

Sobre todo si es la versión de Carlos Di Sarli y su Orquesta, 
con la voz de Jorge Durán. 

"Después de un tiempo, después de todo lo que se dijeron e hicieron, 
se volvieron a cruzar en una milonga.
 Y, como eran, o pretendían ser, dos personas civilizadas, 
se invitaron a bailar. 
El primer tango de la tanda fue este. 
No sé quien lo cantó primero."


martes, 16 de enero de 2018

"Milonga Triste",
 de Homero Manzi y Sebastián Piana, 
por el genial Hugo Díaz. 

Un disco de vinilo de Hugo Diaz era el regalo, de mi madre, 
para mi padre, en su cumpleaños o en Navidades. 
Eran los años '70s y yo apenas escuchaba mis discos,
 con canciones infantiles, de Pinocho o Gaby, Fofó, Miliky y Milikito. 
Todavía me faltaban unos años para el cassette de Clemente
 y los mundiales de fútbol. Los discos de tango, jazz, 
del "Trío Los Panchos" o de Rafaela Carrá 
se llevaban a las fiestas familiares y de amigos 
y era la música que bailaban mis padres y los demás adultos. 

Pasaron los años y llegó el 1984. 
Yo ya escuchaba la música que escuchaban
 todos los adolecentes de mi edad. 
Ya por TV se pasaban videos musicales 
y nosotros intentábamos copiar los pasos de baile de Michael Jackson. 
Mis padres ya habían comprado para nuestra casa un centro musical 
que nos permitía escuchar discos de vinilo ( phono ), radio ( tuner )
 y cassetes ( tape ), incluso conectar auriculares y/o un micrófono. 
Y fue entonces que empezaron los problemas ...

Mi padre quería escuchar sus discos de Hugo Díaz u Osvaldo Fresedo,
 mi madre los del "Trío Los Panchos" y yo, obviamente, e cassette "Thriller", 
de Michael Jackson. 
El año 2000 que parecía tan lejano pasó hace ya unos años.
Yo ya soy una persona adulta de más de 40 años. 
De joven escuché y compré un montón de discos y cassettes de Rock Nacional 
y en inglés, de pop internacional y argentino. En los años '80s descubrí, 
como todos, el placer de bailar los "lentos". 
Incluso a principios de los 90s fui con mis amigos a bailar a la "Salsera",
 de la calle Guardia Vieja o a un boliche que quedaba en el barrio Flores,
 que no recuerdo su nombre en este momento.
 También escuché folklore argentino, en los cassettes 
de "Los Manseros Santiagueños" y "Los Chalchaleros", que tenía mi padre.
 Y también quise, más que cualquier otra cosa en el mundo, ser músico. 

Hoy hace 15 años que soy musicalizador de Tango Argentino
 y lo hago exclusivamente con discos de vinilo. 
Empecé al fin del siglo pasado en las milongas de Buenos Aires. 
Lo hice también con cassettes, mini discks, computadora, 
Ipod y todo lo que encontré en mi camino.
 Hace unos años que lo hago también en Europa y en Asia.
 Nunca pensé en mi vida que iba a dedicarme a esta profesión, 
que hace apenas algún tiempo ni siquiera existía.
 Fui a la Universidad de Buenos Aires para ser un intelectual, 
con un pensamiento más de izquierda. 
Pero en la actualidad el Tango Argentino se escucha en todo el mundo. 
Hace unos años que me fui de Buenos Aires y me traje en la valija conmigo, junto a mis sueños, los discos de vinilos que estaban en mi casa. 
Mi padre ahora sólo puede escuchar la radio. 
Y, esta noche, en alguna milonga, en alguna parte del mundo, 
musicalizaré con ellos, esos viejos discos de vinilo que eran de mi familia, 
y que me acompañan desde que era un niño. 
Esta noche el Tango lo paso y se escucha, como si fuera en el comedor,
 de mi casa, de mi Buenos Aires, cada vez más querido.


"Remolino", por la Orquesta
Francini - Pontier

Es el segundo video que hago, de este hermoso tango, 
unos años después del primero. 

Esta vez usé fotos de mi Buenos Aires cada vez más querido. 

La Orquesta dirigida por Enrique Francini y Armando Pontier, 
en el tango "Remolino", con la voz de Raúl Berón. 

Una de las orquestas fundamentales de los años '40, 
en la que también cantaron Alberto Podestá, 
Roberto Rufino y Julio Sosa, entre otros. 

Una orquesta que me gustaría bailar más seguido en las milongas.


lunes, 15 de enero de 2018

Francisco Canaro:
"La vuelta de Rocha" - Tango

Siempre es tiempo de escuchar un tango, 
sobre todo cuando uno está lejos 
de su país, de su ciudad y de sus calles. 
Eso me pasa más seguido ahora que ya pasé los 40. 

Hace unos años, finalizando el siglo pasado, la vez que estuve,
lejos de Buenos Aires, me traje a Europa los cassettes grabados 
de Rock Nacional, sobre todo los de Charly García y Luis Alberto Spinetta, 
y de “The Beatles”. “Queen”, “ Supertramp”, etc. 
Eran esos los tiempos en los que había que comprar 
unas tarjetas telefónicas para llamar, desde el exterior, a la Argentina,
o que había que juntar muchas monedas, para que la llamada dure más 
y no se corte. A veces escribía una carta y la mandaba por fax 
y mis padres la recibían en el locutorio de la esquina de casa. 
Entonces también se enviaban màs cartas. 

No existía todavía eso de Internet, con SKYPE y las redes sociales, 
que nos hacen estar estar cerca y tener noticias de los seres queridos. 
Todo lo yo que tenía, en aquel 1999, en Italia, para recordar de donde venía , era ese viejo walkman a pilas.

Hace tiempo que conmigo viajan los viejos discos de vinilo, de tango, 
que eran de mis abuelos y de mis padres.
El tango que escuchamos es “La vuelta de Rocha”, 
de Juan de Dios Filiberto. 
La versión es de Francisco Canaro y su Orquesta Típica. 
Y lo que busco en internet es el querido barrio de La Boca.
Y aunque ya son menos los seres queridos que me esperan en Buenos Aires, por suerte, Internet nos permite estar comunicados a un nivel que de niños nosotros conocíamos como “Ciencia Ficción”. 
Es cierto que a veces compartimos más de lo que deberíamos compartir, 
pero hoy así son las cosas.

Esta noche, que estoy tan lejos de Buenos Aires, 
me cebo unos mates bien amargos y escucho unos buenos tango en vinilo. 
Y, si aún no es suficiente, tengo a mano la computadora, 
que aunque sea de modo virtual, me hace viajar un poco a la Argentina 
y estar junto a mi padre.


domingo, 14 de enero de 2018

"Te llama mi violín", 
Osvaldo Fresedo y su Orquesta,
canta Oscar Serpa

"El violín es posiblemente el más antiguo de los instrumentos de tango. 
El único que ha mantenido una permanencia inconmovible
 en todas las combinaciones instrumentales del género.
 Acaso de algún violín trashumante hayan surgido las primeras notas
 de esa expresión musical popular rioplatense, envueltas en el sugestivo interrogante del misterio del tiempo ..." 

( Contratapa del vinilo de Elvino Vardaro que tengo en mis manos 
en este momento ) 

Elvino Vardaro ( Buenos Aires - 1905 ) es considerado el violinista 
más grande del tango. Su violín se puede escuchar en las grabaciones 
de la Orquesta Típica Víctor, Juan Guido, Adolfo Carabelli, 
Juan Carlos Cobián, Osvaldo Fresedo, Cuarteto del 900, entre tantas otras. 
En 1926 integró la primera orquesta de Pedro Maffia 
y después dirigió, junto a Osvaldo Pugliese, el sexteto Vardaro - Pugliese. 

Entre 1933 y 1936 dirigió su propio sexteto, en el que participó el joven 
y talentoso Aníbal Troilo. 
Posteriormente fue primer violín de Astor Piazzolla, Carlos Di Sarli, etc. 
Falleció en Córdoba, en 1971, siendo violinista
 de la Orquesta Sinfónica de aquella provincia. 

Aquí lo podemos admirar en el tango "Te llama mi violín", 
de Elvino Vardaro y Cátulo Castillo,
 por Osvaldo Fresedo y su Orquesta Típica, con la voz de Oscar Serpa.


sábado, 13 de enero de 2018

Carlos Di Sarli y su Orquesta:
"Organito de la tarde" 

Es un Tango de 1924, con música de Cátulo Castillo 
y letra de su padre José González Castillo. 

Hay muy lindas versiones de este tango. 
Sin duda alguna la de Carlos Di Sarli y su Orquesta 
es una de las más maravillosas y hermosas. 

Por una cuestion generacional yo no he conocido los organitos, 
que desde fines del siglo XIX recorrían las calles de Buenos Aires, 
llevando los primeros tangos escritos a todas las esquinas de la ciudad, 
en donde la muchachada, los niños y los ya grandes los esperaban ansiosos, para escuchar o bailar entre ellos y practicar unos cortes y quebradas. 

Después, como muchas cosas, se perdieron, se olvidaron 
y no sabemos por dónde andarán:

"Organito de la tarde ... la Noche te llamó a silencio"


viernes, 12 de enero de 2018

El bellísimo tango "Mano Blanca", 
por los Ángeles del Tango:
D'Agostino & Vargas